domingo, 18 de abril de 2010

Aguas turbias: imposible pescar??


Antes que nada aclaro que no soy muy propenso a pescar en aguas turbias…porqué?, después les cuento*
Pero soy conciente de que esta es una pesca “posible”; por lo tanto…les dejo esto:

1º) Si hablamos de un curso de agua que normalmente es turbio, sus peces depredadores se adecuan a la condición pues, no pueden esperar a que el mismo se aclare para empezar a buscar su alimento, confiarán en otros de sus sentidos para percibir la presencia de posibles presas:

Oído:
No es como el nuestro, es un oído interno pero, funciona bastante bien a la hora de escuchar un insecto grande pataleando en la superficie...ni hablar de una laucha!!!, o un pez forrajero nadando...para ellos sí hace ruido (nosotros no escuchamos ni un pomo!!), en el agua los sonidos viajan mucho más rápido y como que se "amplifican".

Olfato/gusto:
Los pongo juntos porque casi van de la mano...cualquier ser vivo (o no...mosca con olor a pucho/laca pa'l nudo final), despide un olor y, la trucha guarda en su memoria "informes de olores" que le dicen que "eso" huele como tal o cual bicho. Consejo?...hundan un rato la mosca en la orilla antes de presentarla, y si hay barro/arena mejor.

Línea lateral:
Es el más importante...tremenda efectividad en la detección de morfi!!!; alguna vez leí que una trucha percibe la caída de un insecto al agua (cuánto raja pesa una Mayfly!!!), estando a 6 mts. de profundidad!!
Cómo trabaja?, simple...pero maravilloso!!:
Todo organismo vivo produce descargas eléctricas al moverse...hasta los latidos del corazón las produce!!...esto es lo que capta el pez con su línea lateral, con grado de certeza milimétrico en cuanto a la ubicación de su presa.

Vista:
Pa' que cuernos la quiere si no se ve un corno???...ERROR!!!
Nosotros no vemos nada!!!, la vista de nuestra amiga es muy distinta, percibe más que nada movimiento y, cuando sus otros sentidos la guiaron hasta estar muy cerca de su presa, da paso a su vista para definir el ataque.

2º) En aguas que habitualmente son claras, nuestra amiga usa los mismos sentidos, sólo que la vista entra en juego a mayor distancia de la presa (la ve antes que en aguas turbias), y es más tenida en cuenta...mayor relevancia.
Pero si el agua se enturbia de golpe, la trucha debe hacer una adaptación a esa nueva condición.

Conclusión:
Veamos cómo nuestro engaño emplumado atrae a la trucha desde los siguientes sentidos:

Vista:
Es el que más debemos tener en cuenta...nuestra mosca será atacada siempre y cuando se asemeje a una presa en cuanto a movimiento, apariencia, tamaño y color (en el orden que más les guste). Esto es primordial, más aún cuando nuestra posible captura se está alimentando...le engañamo' las ganas de morfar!!!

Oído:
Nuestras moscas producen ruido/turbulencia, más aún aquellas con cabezas Muddler pero...será un sonido parecido al de un "bicho de verdad"?...qui lo sa!!!
Claro que ese ruido (parecido o no al de una presa "real"), a la trucha le llama la atención...es muy curiosa.

Olfato:
Acá cagamo'...nuestra mosca tiene olor, pero ni ahí de parecerse al de un organismo natural...OJO!!!, no vale hundir la Chi-Bo Fly en una lata de anchoas!!!...eso y pescar con carnada el lo mesmo chey!! jajaja.

Línea lateral:
Y acá cagamo' del todo!!!, nuestra mosca no es un ser vivo...no genera descargas eléctricas.

Por lo tanto es claro que nuestra mosca atrae más que nada a una trucha por lo que le dicen sus ojos (y un poquito por sus oídos), con aguas normalmente turbias podemos llegar a tener resultados, es decir, si usamos moscas grandes, voluminosas, bien colorinches y con bastante brillo (flashabow)...pienso en el Dorado.
En aguas que se enturbian de golpe...tamo' casi al horno. Y digo "casi" porque suele haber sorpresas...suele haber sorpresas.

*En donde vivo, los ríos son muy claros (ni hablar de los lagos!!), me/nos hemos acostumbrado a verlos siempre así...y a pescarlos así!!, alguna vez nos ha tocado llegar y encontrarlos chocolate y, como en alguna ocasión le hemos intentado igual con CERO resultados, la mayoría de las veces pegamo' la vuelta sin siquiera armar la caña.
Es más, conociéndolos tan transparentes, como que no dan ganas de pescar si están turbios...no resulta atractivo.
Pero si viviera cerca del Paraná u otros ambientes que se aprecian turbios casi siempre...otro sería el cantar, los pescaría como vienen.
Por eso al principio enfaticé en la gran diferencia entre aguas normalmente turbias, u ocasionalmente turbias...
Y por estos Lares el dicho es...
"A río revuelto, ganancia de pescador...con carnada natural"
Con mosca, cuchara o señuelo (tipo Rapala), no enganchás ni las toscas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario