martes, 20 de abril de 2010

Moscas: géneros y proporciones.

La mosca (en nuestra disciplina) es el señuelo confeccionado mediante el atado (con hilo) de materiales naturales (plumas, pelos) y/o sintéticos sobre un anzuelo específico, con el fin de imitar un organismo, ya sea en su forma, colores, movimiento, o todo esto a la vez, que despierta la curiosidad, irrita, o sirve de alimento al pez que deseamos capturar.

Existe en el gran universo de moscas (ni Dios sabe cuántas y menos aún el nombre de todas) una clasificación general que las divide en 4 géneros: secas, ninfas, wets (o ahogadas) y streamers, y estos mismos poseen a su vez subdivisiones.

Esta clasificación general está hecha en función del organismo que imitan. Como gran generalización podemos decir que secas, ninfas y wets buscan imitar insectos en sus distintos estadíos, y que los streamers imitan organismos subacuáticos (más adelante veremos que hay excepciones).

Secas:



Son todas aquellas moscas que imitan insectos adultos o subadultos vivos, ya sean acuáticos o terrestres, pero estimo que también deben considerarse secas aquellas moscas que, sin imitar insectos, se posicionan en la superficie del agua, por caso, imitaciones de ratones, ranas, etc.

Estas moscas se atan en anzuelos de perfil fino (Ej: Mustad 94840) para restarle peso, y materiales que repelen o no rompen la superficie del agua, tal es el caso de plumas de gallo grado 1, dubbing de rata almizclera, caftail (pelo de cola de ternero), pelo de ciervo, pelo de cola de alce, pelo de oso polar y muchos otros. El objetivo fundamental del uso de estos materiales es impedir o retardar el hundimiento de la mosca, pues lo que queremos es imitar la flotabilidad propia de los insectos, ya que estos al estar en el agua se posan sobre la superficie de la misma.

Las medidas estándares a respetar en el atado de una mosca seca en general son las siguientes:

Cola: igual largo de la pata del anzuelo.

Alas: Ídem cola.

Hackle: 1 y ½ vez la abertura del gancho del anzuelo.

Cuerpo: 1/3 de la pata del anzuelo.

Existen secas cuyas medidas de estos distintos componentes no respetan esta estandarización. Ejemplo: la cola de una imitación de zigóptera (libélula) cuyo largo es de tres a cuatro veces la pata del anzuelo; o el ala de un plecóptero (stone fly) cuyo largo es del total del anzuelo, no de la pata.

Ninfas:



Estas moscas imitan en su mayoría a los insectos acuáticos en su estado larval (efemerópteros, tricópteros, dípteros, etc.), aunque también reciben esta denominación aquellas moscas que imitan organismos enteramente subacuáticos, cuyo tamaño es similar al de una larva de insecto (Ej: camarones).

En el atado de estas moscas utilizamos anzuelos de perfil grueso (Ej: Mustad 3906, 3906 B, 9672), y materiales que absorban agua, tal es el caso de hackles blandos (gallina, pato, perdiz), dubbings (sub- pelo) y pelos de animales como conejo, liebre, nutria, pero también sintéticos y lanas, quizás la diferencia sustancial radica en no compactar mucho la confección de abdomen y tórax de nuestra mosca, para facilitar la absorción de agua; el objetivo es hacer profundizar nuestro engaño, para lo cual a veces recurrimos directamente a algún lastre (alambre de plomo, cobre, bead head).

Las proporciones básicas de una ninfa son las sgtes:

Cola: ½ o 1/3 de la pata del anzuelo.

Abdomen: 2/3 de la pata del anzuelo.

Tórax: 1/3 de la pata del anzuelo.

Patas: 2/3 del cuerpo.

Recordemos que estas son proporciones generales, existen algunas ninfas en las que estas medidas varían para lograr la estricta imitación del natural (colas de odonatas, patas de larvas de tricópteros, etc.)

Wets:



Este orden de moscas tiene la particularidad de servir, dependiendo del modelo, para imitar tanto insectos acuáticos ya muertos, como emergentes.

Los anzuelos y materiales que se usan para el atado de estas moscas, son casi los mismos que para las ninfas.

Las medidas generales de estas moscas son:

Cola: igual al largo de la pata del anzuelo.

Cuerpo: largo total de la pata, exceptuando la cabeza.

Alas: largo total del anzuelo.

Hackle: igual a la pata del anzuelo.

Como para citar algunos modelos muy pagadores de este tipo de moscas podemos nombrar la Soft Hackle, March Brown, Black Gnat, entre otras.

Streamers:

Estas moscas imitan, en su gran mayoría, a los alevinos de distintas especies de peces, aunque hay modelos que se atan con la finalidad de imitar grandes crustáceos (pancoras, samastacus) y enormes ninfas (odonatas).

La variedad de modelos que existen es amplísima, más aun si tenemos en cuenta la libertad que ofrece este tipo de moscas al atador, permitiendo modificar recetas para lograr, según su criterio, la correcta imitación del natural en particular.

Podríamos hacer también una subdivisión dentro de este género, atendiendo los distintos materiales utilizables y las distintas formas de disponerlos en el anzuelo.

Así, podemos separar en:

Bucktails: son aquellas moscas hechas con pelos largos (cola de ciervo, de ardilla, de zorro, de chivo, perro, jeje), utilizados para la confección del ala y/o cola de nuestro señuelo. Algunas de ellas son: Blonde, Muerte Blanca, Mickey Finn, Hi Ti y Chi-Bo Fly, entre otras.



De ala suelta: el ala de la mosca solo se sujeta desde el ojo del anzuelo. Algunos ejemplos de estas: Matona, Black Ghost, Marabou Muddler, Sprouce, la gran mayoría de las Bucktails, y muchas más.



De ala fija: el material elegido se ata a lo largo de toda la pata del anzuelo. Como ejemplos más conocidos podemos citar: Rabbit, Matuka, Zonker, Sculpin, Matuka Marabou, y tantas otras.



También hay otra categoría de streamers que solo poseen cola, no cuentan con un ala, tal es el caso de la famosa Wolly Bugger, Big Hole Demon, Multi Badger, por citar algunas.



Los anzuelos que debemos elegir para el atado de streamers son de pata larga o extra larga. La marca Mustad nos ofrece para tal fin, sus series 79580, 3665, 3665 A, 9672, 80500 (para moscas salmoneras); aunque no debemos olvidar que hay cierto tipo de streamers que se atan en anzuelos de pata corta, citemos como ejemplo la Deciever, cuyo anzuelo bien puede ser un Mustad 3666 o 3407.

Respecto de las proporciones a respetar en el correcto atado de una streamer, debemos aclarar que estas pueden variar, y mucho, dependiendo del modelo, y esto sin tener en cuenta el gusto personal del atador. Dichas medidas son:

Cola: como medida estándar podemos decir que debe ser 1/3 o ¼ de la pata del anzuelo, aunque existen algunas en las que esta mide lo mismo que la pata (WB), o hasta tres o más veces esta medida (modelos para el Dorado).

Cuerpo: en esta parte de las streamers podemos concluir que casi no hay excepciones a la regla, este debe ocupar toda la pata del anzuelo, excepto el espacio que ocupará la cabeza de la misma.

Ala: aquí debemos diferenciar entre las de ala fija, en cuyo caso esta será 1 y ½ a 2 veces el largo de la pata del anzuelo; de aquellas moscas de ala suelta, aquí el ala debe ser igual al largo total del anzuelo.

Collar: 1/3 o ½ de la pata del anzuelo, también se toma como parámetro la abertura del gancho, en este caso el largo del hackle debe ser de 1 y ½ a 2 veces esta medida.

Cabeza: puede ser de tan solo 2 o 3 mm, a ¼ de la pata del anzuelo (ej: cabezas muddlers).

Un dato más que importante a tener en cuenta en el atado de cualquier mosca, independientemente del género, es que no siempre buscamos la imitación exacta de un organismo en particular, de ser así no tendríamos en nuestras cajas esas moscas tan coloridas, no siempre buscamos despertar el hambre de nuestra posible captura, muchas veces recurrimos a su curiosidad, irritabilidad o territorialidad.

Pero en rasgos generales las medidas a respetar para el correcto atado de cualquier género son las arriba enunciadas. Le dejo una imagen que le va servir:


Fuente: Cuadernillo de "Fraser", escuela de pesca con mosca.

Para finalizar, le dejo estas imágenes en las que verá los anzuelos que normalmente usamos en el atado, un excelente trabajo realizado por la misma escuela dueña de la imagen anterior:



Tenga en cuenta que esto del atado es un constante descubrir e inventar, con el tiempo comprobará que esas moscas que atamos sin respetar patrón ni proporción alguna (las famosas "chifurínfulas" je), a veces pescan como el mejor de los pattern...atado por el "gran maestro".

4 comentarios:

  1. Estas aclaraciones y comentarios son excelentes
    ¿como puedo guardarlas en mi computadora.
    FELICITACIONES !! y gracias por el trabajo

    ResponderEliminar
  2. Arriba del todo dice (en Mocilla/Explorer/Google crome...no en el blog) "Marcadores" o "Favoritos",
    añadís ahí y listo.

    ResponderEliminar
  3. Tal cual lo decís, para los dorados, cazadores de aguas rápidas y turbias (pocas veces se dan transparencias en el Paraná inferior), atas patrones con forma de pez, que no se parecen a ninguna especie en particular (o a todas), y que no respetan los patrones de atado estandarizados para la trucha. Por lo general siempre con negro para destacar la silueta, y lastrada. La cola puede ser hasta 3, 4 o más veces ya que se usa anzuelo de pata corta porque el tigre ataca de frente. Todo esto, más un vientito, a veces te obliga a usar un equipo más grande del que deberías. Igualmente siempre te sorprende su potencia! Vasco, te mando un abrazo. Augusto.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario amigo, muy instructivo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar