miércoles, 9 de junio de 2010

Qué caña usamos??

…pregunta amplia si las hay, en mi opinión existen varios criterios (y varios en serio) para determinar la caña a elegir, nombremos algunos:

1º) Según nuestra experiencia:

Cuando recién empezamos a transitar el apasionante mundo del fly, no nos conviene enredarnos mucho con la adquisición de más de una caña…con una # 6, de 9” y acción de punta estaremos más que bien; tengamos en cuenta que aquí y ahora se trata de ir incursionando en esto de lanzar con varas súper finas (comparadas con una caña de spinning), líneas pesadas y anzuelos emplumados que no pesan nada.
Además, esta caña la seguiremos usando así seamos expertos casters…ya veremos porqué.

2º) Según nuestro bolsillo:
Hoy por hoy, en el mercado podemos encontrar cañas desde los $250,- hasta…la verdad no se cuánto!.
Una verdad irrefutable: las cañas caras son buenísimas, pero tengamos en cuenta que el valor de la misma está (casi siempre) determinado por la publicidad de la que goza, aunque también por su cosmética (pasahilos de cromo duro o titanio, grip del mejor corcho portugués, y porta reel también de algún metal noble).
Y por supuesto por su servicio de garantía de por vida…y aquí deseo detenerme un instante:
Yo tengo dos cañas Redington, son realmente espectaculares y les he sacado el jugo pero, resulta que si alguna se me rompe…”no problem”, la puedo cambiar!!!, claro que tengo u$s 70,- de gasto de envío de ida...y de vuelta.
Ni hablar del tiempo de espera!!, gastarme $550,- para cambiar una caña??, como que no me cierra. Claro!!, tenga en cuenta que yo soy una pobre y triste rata de alcantarilla…pero algo me dice que aunque tuviera todo el billete tampoco la compraría.

Alternativa?...existen hoy en el mercado cañas realmente económicas, son cañas “blanc” que el importador les da un nombre, responden realmente bien (las he exigido “mal” y se la re bancaron) y, ante la rotura de algún tramo, vamos a cualquier “flaiyop” amigo que la comercialice, y por $50,- o $100,- compramos el tramo necesario…y al otro día ya tamo’ revoleando!!

…o sea, si Ud. tiene la papota y quiere comprarse la “Fly Rod Yelowstone/Liberpool SPLX…turbo inyección y airbag”…métale pa’ delante pero, vaya sabiendo que hay una “varita de flai/CHÚCARA” que le puede brindar las mismas satisfacciones…

3º) Según…”I am de Monster fly Caster/Chapa/Billete”:
No quiero ni detenerme ni explayarme en este tipo de personajes pero…existen y en cantidad!!!

4º) Según lo que vayamos a pescar:
Este es, a mi juicio, el más importante (actualmente, el único criterio por el que me rijo) pues, si conocemos las prestaciones de las distintas cañas (en cuanto a largo, Nº y acción), en rasgos generales podríamos decir que necesitamos tres…aclaro que sólo hablo de pesca de Salmónidos:

º Una de baja numeración (3 o 4), de no más de 8 pies y de acción completa. Con ella estaríamos de parabienes para disfrutar ampliamente de truchas pequeñas en algún río angosto y de orillas arboladas (por esto la caña corta) de cordillera, ya sea pescando con ninfas o para lograr una excelente presentación de moscas secas…técnica por demás pagadora para pescar estas truchitas.
Aunque también la podremos emplear en grandes ríos como el Limay…se sorprenderían al ver la cantidad (y tamaño!!, las hay hasta de casi 2 kg) de truchas comiendo larvas o adultos de efemerópteros a escasos 3 mts de la orilla.

º Otra de mediano porte (6/7), de 9 o 10 pies y acción de punta (bien de punta!!), para pescar esos ríos grandes (generalmente nos acompaña el tan indeseado viento) en los que se requieren grandes distancias, y la posibilidad de capturas superiores a los 3 o 4 kg está siempre latente. Ejemplos clásicos son el Limay, su boca, Collon Cura, Boca del Chimehuín, boca del Correntoso y otros.

º Y tal vez una más, y digo “tal vez” porque sería para pescar los Chinooks, Steelhead o Sea Run Brown Trout…pesca que desconozco totalmente pero, por lo que he leído y escuchado, se me ocurre que debe ser una caña realmente potente, es decir grande (mínimo # 8, de acción de punta para poder tener una buena palanca y así “rigorear” esos terribles cocodrilos. Según vengo escuchando las cañas de dos manos serían las óptimas…realmente desconozco.

5º) Según nuestro amigo que “la sabe lunga”:
Todos tenemos un compañero de pesca que nos aventaja en experiencia, y su palabra es (casi) sagrada pero, existen algunos “detalles a tener en cuenta” si seguimos su consejo:

º Tenga en cuenta que él ha logrado, producto de la práctica/años patas en el agua, una “hermandad” con “esa” caña…Ud. arranca de CERO, bien puede sentirse cómodo con otra.

º No es menos cierto que seguramente Ud. pescará en los mismos lugares que pesca él (por eso es su amigo y “cumpa” de pesca), si a él le otorga excelentes resultados es muy posible que a Ud. también.

º Alguna vez comenté que el equipo no termina en la base de la caña…Ud. es parte del mismo, pruebe todas las que pueda hasta encontrar su “compañera ideal”.

º Si bien el consejo de su amigo puede ser totalmente subjetivo, tenga en cuenta que él lo hace desde la amistad y con el ferviente deseo de ayudar…no se la agarre con él si la elección no fue la acertada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario