miércoles, 29 de septiembre de 2010

Diferencia entre Marrones y Arcoiris

Me pasó en mis inicios, que no tenía ni idea de lo que era una trucha, ya que en Choele Choel (donde me crié), por aquellos años casi no habían salmónidos...era rarísimo pescar/ver alguno.
Llegado a Gral Roca se hizo carne en mí esta pasión por el fly...y aquí sí habían truchas (pescau' cromado les llamaba, jeje), y tanto pescarlas aprendí a reconocerlas.
Para aquellos que están en la misma, aquí les dejo una guía sencilla:

Más allá de que las Marrones casi siempre son más grandes, de los distintos lugares que elijen en la columna de agua (las Marrones andan más abajo), de la diferencia de amplitud térmica de aguas que prefieren (las AI soportan temperaturas hasta 24º...las Marrones un poco menos), del alimento que prefieren (las Marrones prefieren llenarse bien la jeta...aunque las AI grandes se lastran sus buenos pejes/pancoras); aquí hablaremos de cómo diferenciarlas al verlas:

MARRONES:
Las Marrones tienen esas pintas amarronadas en todo su cuerpo (menos en la panza), a veces muchas y otras casi ninguna:



Pero en sus opérculos (cachetes) esas hermosas pintas siempre están presentes:



Además, como su nombre lo indica, tienen esa característica coloración marrón en su dorzo, y su abdomen puede ir desde un amarillo (generalmente en las púberes) hasta tonos casi rojizos en los adultos en época de pre-desove.


ARCOIRIS:
Si bien tienen unas pintitas negruzcas a lo largo de su lomo, son mucho más pequeñas (en algunas casi no se distinguen):



Pero no poseen esas pintas de 1 cm. de diámetro en los opérculos que caracteriza a las Marrones:



Su nombre obedece al color de su línea lateral (tirando a rosadita), aunque es sólo visible (para el ojo poco entrenado) en la época de fresa (desove):



Esta AI es del Correntoso, cuesta ver su línea lateral coloreada:



Seguramente haya otras diferencias, pero quizá más sutiles...estas son fáciles de aprender y visualizar.

2 comentarios:

  1. Una vez capturamos unas en una corredora, a simple vista parecían arcoiris ambas, pero aqui empezaban los detalles:

    -La cola de la arcoiris termina en dos vertices, dos puntas por así decirlo (colita en triangulo le digo yo), mientras que la otra tambien tenía dos puntas pero la punta de abajo era redondeada. Por otra parte la cola de la última mencionada no tenía la pigmentación, los puntitos clásicos de la arcoiris.

    -Y quizas el detalle que más me llamo la atención es que bien sabemos que la arcoiris tiene una franja rosada, pues bien, una de las truchas efectivamente la tenía, pero la otra tenía una banda azul (para mi realmente rara la cosa).

    Un abrazo maestro, ojala podamos dilusidar la duda.

    Saludos desde Chile, Emanuel.

    ResponderEliminar
  2. Con lo de la franja azul me mataste Emanuel...nunca ví una trucha con ese detalle.

    Como bien decís, la que tenía la parte inferior de su aleta caudal sin pintas era una marrón.
    Pero no sólo eso...cuando el lóbulo inferior de la cola es redondeado (parece "gastado"), se trata de una trucha residente, que vive en ese río siempre, sin migrar a alimentarse ni a un lago (potamódroma) ni al mar (anádroma).
    Esta característica es indistinta para cualquier salmónido, no importa si es marrón, arcoiris o fontinalis, todas son así.

    Buena observación la tuya Emanuel.
    Saludos.

    ResponderEliminar